Poder y Gobierno

AMLO PUEDE LLEVARNOS A LA DESGRACIA MÁS GRANDE, ASEGURA GOBERNADOR

MÉXICO.- El gobernador Jaime Rodríguez Calderón consideró que el presidente Andrés Manuel López Obrador no ha tenido habilidad para conducir al país durante la crisis generada por la pandemia de covid- 19, y el problema crecerá a causa de las secuelas que dejará en las personas el padecimiento.

“Lo tengo que decir, perdón si se me enojan algunos de ustedes: el presidente no está teniendo la visión de detener la pandemia y nos puede llevar a la desgracia más grande que puede tener este país, además de la económica. Vamos a tener muchos más enfermos, porque después del covid, el que lo sufre luego tiene complicaciones, eso dicen los expertos médicos”, señaló El Bronco.

En un evento efectuado esta mañana en el Estadio Universitario, el mandatario estatal calificó de irreales las cifras que ha aportado el gobierno federal sobre los contagios de coronavirus.

“Vamos a llegar más allá de los 100 mil (fallecidos), aunque el presidente diga lo contrario. No podemos mentirnos entre nosotros porque mentirnos, para lograr simpatías, es más criminal que tratar de sostener a una sociedad tranquila”, apuntó.

Tras señalar que en el caso de Nuevo León la cantidad de infectados se aproxima a los 80 mil, dijo que los recursos se han agotado para la atención de la pandemia.

“Casi 80 mil contagios en el estado, 76 mil la han librado. Pero nos ha costado 2 mil 600 millones de pesos. No me estoy quejando. ¿Cuánto más tenemos que invertir para convencer a una sociedad de que se cuide? Y ya no hay dinero. Lamento decirlo”.

El Bronco sostuvo que cuando pase la crisis sanitaria habrá saldos desfavorables, pues deben recuperarse los que resultaron infectados.

“El que va a sufrir luego va a dejar de ser proveedor de su familia, porque trabajará de manera menos intensa. La consecuencia es superior. Por eso hemos decidido con los alcaldes que tenemos que invertir lo que tengamos para contener el virus, mientras llega la vacuna”, expuso.

El mandatario de Nuevo León, integrante de la Alianza Federalista que reúne a 10 mandatarios estatales que se declararon en contra del reparto fiscal del gobierno federal, es uno de los críticos más severos del trabajo realizado por López Obrador.

APRO