Saltar al contenido →

CORONAVIRUS: LOS RIESGOS DE LA “ARROGANCIA” OFICIAL

El gobierno federal no debe caer en la arrogancia de creer que tiene bajo control los casos de covid-19 en el interior del país, ya que pueden existir brotes locales o comunitarios no detectados, debido a que no hay ningún tipo de vigilancia epidemiológica en ciudades fronterizas como Tijuana, que colinda con Estados Unidos, país donde ya hay mil 831 contagiados y 47 muertes por la pandemia.

Lanzan la advertencia especialistas de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia del Coronavirus, de la UNAM, quienes ven en Tijuana un foco rojo que no ha sido atendido por las autoridades sanitarias, pese a su colindancia con el brote epidémico de California, con 237 casos confirmados de Covid-19 y cuatro decesos, según el Programa Universitario de Investigación en Salud (PUIS) de la misma universidad.

Un día después de que la Organización Mundial de la Salud declarara la del coronavirus como una pandemia, el coordinador del PUIS, Samuel Ponce de León, explica a la prensa que México podría registrar los primeros casos de transmisión local o comunitaria que no han sido detectados, debido a que las fronteras de nuestro país “son muy porosas”.

“No sabemos de otros individuos con contagio más allá de los casos sospechosos por estar en contacto con los primeros contagios a nivel local, pero eso no significa que no esté ocurriendo”, aclara.

Proceso

Publicado en Poder y Gobierno