11 MILLONES DE PERSONAS EN CUARENTENA POR VIRUS CHINO

11 MILLONES DE PERSONAS EN CUARENTENA POR VIRUS CHINO

Asia.- Las calles en Wuhan China están poco transitadas. Un manto de contaminación cubre el cielo, dándole un aspecto gris y espeso. A las diez de la mañana de este jueves, entró en vigor el veto anunciado este miércoles por las autoridades locales. Desde ese momento, y hasta nuevo aviso, las 11 millones de personas que están dentro de la población no pueden salir de ella, ni tampoco puede entrar nadie, lo que convierte a este municipio del centro de China en una ciudad cerrada. El Gobierno chino pretende, de este modo, poner coto a la propagación del recién descubierto coronavirus 2019-nCoV, el cual ha realizado un avance significativo en los últimos días, tanto fuera como dentro de sus fronteras. Los datos más recientes sitúan los casos en 17 muertos y 561 infectados.

Esta medida afecta a todos los vuelos, trenes y autobuses, así como al servicio de metro. En la estación de Yunfei, por ejemplo, han colocado una reja en todos los accesos menos uno. Allí, un guardia de seguridad que prefiere no revelar su nombre comenta, algo antes de que a las diez de la mañana entrase en vigor el cierre, que la cantidad de gente es mucho menor que la de un día normal. Se confiesa “deseoso de volver a casa”. La prohibición afecta también a taxis interurbanos, aunque en la calle se ve alguno, y en Didi —una aplicación telefónica similar a Uber— no hay conductores disponibles. Las autopistas han sido cortadas, por lo que los coches particulares tampoco pueden abandonar la ciudad.

Este bloqueo es una de las medidas que incluye el protocolo de acción de mayor gravedad, cuya puesta en marcha anunció el miércoles el Consejo de Estado, aunque el escenario sigue catalogado como enfermedad infecciosa de nivel B, el segundo más alto. Otro de los preceptos contemplados es la movilización de las fuerzas armadas. Una ciudad cercana, Huanggang, situada a 70 kilómetros de Wuhan, también cerrará los servicios públicos de autobús y tren al final de este jueves, según ha anunciado su alcalde. Las autoridades han decretado también el cierre de los locales de entretenimiento de la localidad, de 7,5 millones de habitantes, como cines o cafés de Internet, y han pedido a la población que no salgan de ella salvo por circunstancias especiales.

Reuters.