Poder y Gobierno

EN VÍA DE SUSPENSIÓN, TODO EL PROCESO DE MORENA

El proceso interno de Morena se acerca a la suspensión. Fuentes cercanas a la directiva nacional señalaron que podrían lograrse acuerdos entre distintas instancias y líderes para posponer las asambleas luego de que continuaron las denuncias de irregularidades en el proceso interno.

Reportes preliminares del partido indican que hay alrededor de 60 asambleas suspendidas (dos en la Ciudad de México) de 238 realizadas hasta ayer, es decir, 25 por ciento del proceso está inconcluso, restando sólo 62 por realizarse.

Para llegar a la presidencia del partido, los aspirantes deben ser uno de los 3 mil seleccionados en las asambleas distritales para participar en el Congreso Nacional del 23 y 24 de noviembre, en el que se elegirá a los 300 consejeros nacional. Posteriormente, de entre ellos, se definirá al próximo o a la próxima dirigente del partido.

Ayer, el coordinador de Morena en San Lázaro y uno de los aspirantes a la dirigencia nacional del partido, Mario Delgado, no pudo participar en la asamblea que le correspondía en Iztacalco, misma que fue suspendida por una inusual presencia de personas (cerca del triple de lo habitual), lo que generó que no hubiera condiciones para continuar.

Visiblemente molesto al ser informado de la suspensión, Delgado dio la vuelta y dijo a las personas que lo acompañaban: Ya la van a cancelar, hay que cambiar al partido, no puede seguir esto así.

En entrevista con este diario, el diputado se dijo molesto por el maltrato a la militancia y recalcó que si la dirigencia del partido considera, y esto lo ha dicho Yeidckol Polevnsky, quien es la presidenta, no es una voz menor y es quien está diciendo que no hay las condiciones, creo que debería analizarse su planteamiento, aunque insistió en que la solución es la vía de las encuestas.

Hasta el momento la ex presidenta del Consejo Nacional del partido Bertha Luján es la única aspirante a la directiva que ya pasó la primera fase con el respaldo de casi 300 votos de cerca de 850 participantes en la asamblea del distrito 23 en Coyoacán.

Alejandro Rojas Díaz Durán, otro aspirante, decidió no presentarse en protesta por las irregularidades y para no legitimar una elección fraudulenta. Su ausencia, de acuerdo con la convocatoria, lo dejaría fuera de la contienda.

Aunque no se reportaron hechos violentos como en otros estados, morenistas informaron sobre incidentes en otras alcaldías de la capital, como la espera de más de tres horas para entrar, desorganización en la recepción de los asistentes y acarreo.

En Xochimilco, algunos militantes denunciaron que el diputado Rigoberto Salgado controlaba la entrada para permitir sólo el paso de sus simpatizantes, mientras largas filas de adultos mayores esperaban entrar sin lograrlo. En Coyoacán hubo filas de más de 600 personas para ingresar, y en Tlalpan hubo denuncias por la presencia de funcionarios de la alcaldía.

Consultado al respecto, el secretario de Derechos Humanos del CEN de Morena, Carlos Figueroa, señaló que se analizan dos vías en la dirigencia ante las irregularidades, una de las cuales es la suspensión del proceso en su totalidad por medio de una impugnación, aunque también se refuerza la intención de buscar un acuerdo interno para pactar una encuesta.

La Jornada