Saltar al contenido →

Oaxaca, el Bunker del presidente de México

Claudia Martínez Sánchez / Columnista, Premio Nacional de Periodismo

Monterrey, N.L.- Lo sucedido en Culiacán Sinaloa el jueves 17 de octubre pasado, fue quizá un ensayo que  medirá la eficacia de la recién formada Guardia Nacional, fondo y forma del proyecto que pasó a ser realidad en México bajo el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Operativo fallido, impunidad, humillación, aprobación, fracaso, éxito; son sólo algunos de los adjetivos calificativos del intento de capturar a Ovidio Guzmán, -hijo de Joaquín, el Chapo Guzmán, líder del Cártel de Sinaloa, – y después de unas horas de “narco-terrorismo” su liberación.

Privilegiar la vida de civiles y las de familias de los militares sitiados por integrantes del Cartel de Sinaloa que comanda y manda el Chapo, fue: una decisión acertada, o un error de estado – (muy a pesar de muertos, heridos y crisis nerviosa). Tiempo al tiempo.

Lo cierto es que, si bien todo operativo conlleva riesgos e imprevistos, en materia de seguridad su planeación debe reducirlos al mínimo, eso es trabajo de inteligencia y su operación requiere máxima confidencialidad y coordinación.

En Culiacán, antes y después, pareciera que falló todo, la coordinación, la operación y la comunicación. Algo que no puede ser calificado de grave o error táctico, sino un problema de “crisis de seguridad nacional; y más tomando en consideración el informe que deberían de tener -eso dicta la lógica y el sentido común-, no sólo el Gabinete de Seguridad sino su jefe supremo, el presidente de la república amorosa (AMLO).  

Algo que no paso, hoy lo sabemos y no por la prensa conservadora y mal intencionada, sino por las mismas declaraciones y silencios no tan silenciosos, incluidos el del ejecutivo de la Nación, para quien el operativo Culiacán y sus repercusiones jurídicas, políticas, económicas, sociales, mediáticas y de confrontación al interior de su gabinete no ameritaron suspender su onceava visita a su “Bunker” estratégico: Oaxaca, de donde ya es avecindado.

A su gabinete de seguridad , encabezado por Alfonso Durazo Montaño, Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana y el Secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, a quienes avaló, la decisión de liberar al chapito, para evitar una masacre, AMLO los dejo solos en Culiacán, como hiciere el gobernador de Judea Poncio Pilato “se lavó las manos”, evitando el costo político de un operativo fallido, el riesgo en que se puso a civiles y lo que falta: la cancelación de inversiones en el norte e incluso sur del país, y que decir del turismo internacional.

EL BUNKER DE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR

¿Serán acaso los miles de millones de dólares de inversiones, la causa de que el presidente Lopez Obrador minimizara lo sucedido? ¿Era más importante – después de salvar la vida de cientos de civiles –  refugiarse en el “Bunker” Oaxaca, pacificar a los maestros de la Secc. 22, poner fin a protestas y bloqueos carreteros, que sí representan un riesgo “real” al proyecto sur sureste y la cuarta transformación?.

Y si seguimos pensando mal, podríamos hasta creer que mucho o poco del dinero que recibirán las escuelas y que será administrado de manera conjunta -¡suspiro!-, con los padres de familia, incluida la construcción de infraestructura educativa, podrían ser financiados por la delincuencia.

Que de acuerdo con el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat;  el crimen organizado no existe en Oaxaca, ubicando al estado entre los 10 más seguros del país, como lo aseguró el pasado viernes 18, al informar al presidente sobre los avances de la seguridad en Oaxaca. Un estado donde la Fiscalía General, para preservar las evidencias utiliza al “señor sol” para secar restos humanos y drogas.

En ese informe, no se habló una línea sobre los feminicidios, ejecuciones, desapariciones, desplazamientos forzados, secuestros, tráfico de personas, armas y drogas en Oaxaca. Claro eso sólo existe en la imaginaria de unos cuantos conservadores e irredentos ciudadanos y periodistas.

Reinventar los conceptos de seguridad, e incluso desaparecer a las fuerzas armadas de este país: ejército y marina. Para ser sustituidos totalmente por la Guardia Nacional, es parte del presente inmediato en la estrategia de seguridad de Mexico, la segunda economía de América Latina donde habitan casi 130 millones de personas, 80 por ciento de ellas en pobreza y pobreza extrema. Donde su alternativa ante el desempleo es alistarse en las filas de los cárteles de las drogas.

Quienes, como lo vimos en Culiacán – otra de las grandes lecciones de logística criminal- se utilizaron las redes sociales, para convocar por doscientos pesos a quien quisiera sumarse para lograr la liberación del hijo del jefe. Ese jefe que a través de sus abogados y a petición de su mamacita, agradeció la decisión de un presidente, su presidente, bondadoso y cristiano, haber dejado en libertar a su hijo. Por lo que no solo resarcirán económicamente a las familias afectadas en el enfrentamiento de Culiacán, sino que dejara su fortuna en Mexico y más aún, sus representantes legales en la conferencia de prensa realizada en el Club de Periodistas en la ciudad de Mexico, podría ser invitado a inaugurar la primera universidad indígena financiada por un cártel.

Ante esta realidad los mexicanos, como bien decía Octavio Paz en su obra literaria publicada en 1950, El laberinto de la soledad: “No nos queda si no la desnudez. Pues tras este derrumbe general de la razón y la Fe, de Dios y la Utopía, no se levantan ya nuevos o viejos sistemas intelectuales, capaces de albergar nuestras angustias y tranquilizar nuestro desconcierto; frente a nosotros no hay nada, estamos al fin solos. Como todos los hombres. Como ellos vivimos el mundo de la simulación y del ninguneo: el de la soledad cerrada, que si nos defiende nos oprime y que al ocultarnos nos desfigura y mutila”.

PD: Hay que preguntarnos ¿Acaso era muy necesaria la presencia de López Obrador en su “bunker” (Oaxaca) para dar línea a las tribus morenas locales e inclinar la balanza rumbo a las elecciones intermedias y muy seguramente a la próxima gubernatura en Oaxaca?.

claudifer65@hotmail.com

@CLAUDIFER65

Publicado en Poder y Gobierno