Poder y Gobierno

POSITIVO QUE COMUNIDADES INDÍGENAS CUIDEN AGUA DE VALLES CENTRALES: ONU

CDMX.- La Oficina en México de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) y la Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), festejaron la participación de 16 comunidades zapotecas en la administración y cuidado del agua en la región de los Valles Centrales, como resultado de acuerdos alcanzados con dependencias federales y locales.

En un comunicado conjunto, la ONU-DH y la DDHPO se congratularon con el proceso de consulta y la firma de acuerdos –el pasado sábado 12 en el municipio de San Antonio Castillo Velasco– entre el Estado mexicano y 16 comunidades zapotecas, “para el acceso, aprovechamiento, administración y conservación del agua del acuífero de Valles Centrales, en la microrregión Xinizaa, por parte de dichas comunidades”.

En los acuerdos alcanzados también participaron representantes de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), entre otras autoridades locales y federales, y se contó con el acompañamiento del Centro de Derechos Humanos Flor y Canto, el Colectivo Oaxaqueño en Defensa de los Territorios, OXFAM México y Servicios y Asesoría para la Paz (Serapaz).

Para el representante de ONU-DH, Jan Jarab, “los acuerdos alcanzados son de gran relevancia porque en México, en otros contextos, no se han reconocido los derechos de las comunidades indígenas al acceso, utilización, administración y conservación del agua”.

Agregó que los acuerdos pactados “representan una aplicación directa y ejemplar de los estándares internacionales contenidos en el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, ante una Ley de Aguas Nacionales que hasta el momento no ha sido armonizada con dichos estándares”.

Para Jarab, el modelo adoptado en la región de Valles Centrales “también se debe aplicar en otros lugares donde se prevén o se han iniciado procesos de consulta y consentimiento previo, libre e informado sobre proyectos de energía, minería, infraestructura, turismo y agroindustria, entre otros”.

En tanto, el titular de la DDHPO, Bernardo Rodríguez, explicó que de manera ejemplar las comunidades zapotecas de los Valles Centrales se unieron para conformar la Coordinadora de los Pueblos Unidos por el Cuidado y la Defensa del Agua (Copuda), para realizar sus propias obras de captación y retención de agua con la finalidad de atender la problemática de escasez del líquido y recuperar el acuífero,

“Este trabajo se realizó a la par del ejercicio de la defensa de sus derechos, esfuerzo que dio al proceso de consulta que hoy atestiguamos”, apuntó Rodríguez, quien consideró que a través de la Copuda se ha establecido “una nueva relación de los pueblos indígenas con autoridades”.

De acuerdo con la ONU-DH y la DDPO, los acuerdos alcanzados en los Valles Centrales podrían ser un referente, incluso para ser “replicado a nivel nacional e internacional”, y celebraron la respuesta que dieron los titulares de Semarnat, Conagua e INPI “sobre el uso preferente del agua para satisfacer las necesidades de comunidades indígenas y rurales, la oportunidad de dar mayor seguridad jurídica y participación a las comunidades, y el cambio en la relación entre el Estado mexicano y las comunidades indígenas, respectivamente”.

Al comprometerse a dar seguimiento a los acuerdos alcanzados, los organismos consideraron que esta experiencia atiende a las recomendaciones internacionales de derechos humanos que se le han formulado al Estado mexicano, entre ellas por la Relatora Especial sobre los derechos de los pueblos indígenas, Victoria Tauli-Corpuz, y las del Relator Especial sobre los derechos humanos al agua potable y saneamiento, Léo Heller.

Proceso