Poder y Gobierno

GOBIERNO DE AMLO REGRESA AL TERRORISMO FISCAL

Y como en los viejos tiempos, el Gobierno federal empuña el garrote del castigo a los evasores, mientras que deja que los supuestos impolutos funcionarios de la Cuarta Transformación violen las leyes, simplemente porque ellos se sienten diferentes.

Está claro que el Gobierno federal está urgido de recursos para cumplir con todos sus compromisos de gasto asistencialista. No hay manera de regalar dinero, sin endeudarse, si no se escarba en los bolsillos de los contribuyentes.

Criminalizar lo mismo a quien dolosamente trafica con facturas falsas, que a quien pueda cometer una omisión en sus declaraciones es una forma de control desde el poder hacia la ciudadanía.

Desconcierta un Gobierno que prometió un combate total a la corrupción de un espaldarazo a quien acumula elementos suficientes para ser investigado. Pero francamente preocupa que se hagan de herramientas de represalia fiscal que podrían usar de manera discrecional.

24 Horas