Las mujeres mexicanas rompen el silencio con una sola voz

Las mujeres mexicanas rompen el silencio con una sola voz


Un secreto a voces. Una olla a presión que acaba de estallar. Cientos de mujeres mexicanas han roto el silencio contra la violencia machista incrustada en los entornos del trabajo y las relaciones profesionales. Desde el sábado pasado, una catarata de voces se han ido arropando unas otras, conjurando el miedo y el desamparo en las redes sociales. El resultado de la explosión es todavía una nube caótica de denuncias –en buena parte anónimas y personales-, una llamarada catártica aún por ordenar y articular. Han usado el paraguas del MeToo, pero el movimiento en México va más allá de ser una secuela del estadounidense, tiene raíces y componentes propios de un país que dobla la tasa mundial de violencia contra las mujeres y arrastra unos índices feroces de impunidad.

 

En México, solo el 7% de los delitos son denunciados, y apenas el 3% de las investigaciones policiales acaban en sentencia. “Existe muchas trabas del sistema de justicia por problemas estructurales”, apunta el profesor de Derecho penal del ITAM, Héctor Pérez. “La prioridad son causas que tienen que ver con cuestiones patrimoniales, se cree poco a las víctimas y hay poca capacidad institucional para procesar casos como el acoso. Eso ha provocado que las víctimas no denuncien. En un país con altas tasas de impunidad, empeora aún más para grupos vulnerables como las mujeres”.

 

Ver más en: elpais.com/sociedad/2019/03/31/actualidad/1554045673_018322.html