Poder y Gobierno

MIGRANTES DESESPERADOS, GOBIERNO DE MÉXICO LOS TRATA DE ENGAÑAR

  • La incertidumbre que se vive en las caravanas de migrantes en México se debe a las respuestas confusas adoptadas por parte de las autoridades del gobierno federal.

MÉXICO.- Dos caravanas de migrantes en los estados de Veracruz y Chiapas, en el sureste de México, recibieron con desconcierto e incertidumbre la oferta del Instituto Nacional de Migración (INM) de trasladarlos a otros estados del país a realizar trámites de refugio o asilo, dijo a Sputnik una defensora de derechos humanos.

“La incertidumbre que se vive en las caravanas en Veracruz y Chiapas se debe a las respuestas confusas adoptadas por parte de las autoridades, sin considerar que esas personas marchan como última medida desesperada, arriesgando su vida”, dijo a Sputnik la secretaria técnica del Grupo de Trabajo sobre Política Migratoria, Melissa Vertiz.

El mismo día de una Cumbre de América del Norte, el 18 noviembre, una nueva caravana de unos 2.000 migrantes de 14 países, la mayoría haitianos, centroamericanos y venezolanos, partió de Tapachula y se encuentra esta fecha en Mapastepec, Chiapas, a unos 100 kilómetros de esa ciudad fronteriza con Guatemala.

“El problema migratorio está en el centro de las discusiones internacionales, como en la pasada Cumbre de Norteamérica la semana pasada, pero nos sigue preocupando la posibilidad de que el Gobierno de EEUU considere de nuevo enviar a las personas solicitantes de asilo a esperar la respuesta en territorio mexicano, sería una irresponsabilidad”, dijo la defensora.

La oferta del INM llegó a los migrantes de manera extraoficial, con la intención de abrir un listado de personas que quieran ser trasladadas a otros estados, con una decena de distintos destinos.

“Esa oferta no garantiza el procedimiento de tramitar el asilo, es un retroceso a procesos anteriores”, abiertos por los migrantes en Tapachula, donde se cansaron de esperar respuesta del INM, dice la activista.

La primera caravana que partió el 23 de octubre alcanzó la localizad Cruz de Milagro, Veracruz, cerca del puerto petrolero de Coatzacoalcos, en las costas del Golfo de México.

Pero ese grupo llegó mermado, y quedan unas 1.200 personas luego de varias deportaciones, incidentes de violencia donde han muerto al menos cuatro extranjeros, y la entrega de 800 visas humanitarias con las que fueron regresados a la frontera sur.

Vertiz dijo que la población de esas dos caravanas “pone en riesgo su seguridad marchando por falta de respuesta eficaz y eficiente”, tanto de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) como del INM.

SPUTNIK

error: Content is protected !!