Poder y Gobierno

AUMENTA EN OAXACA CRUELDAD EN ASESINATO DE MUJERES

  • El informe a la ONU advierte del grave incremento de desapariciones de mujeres oaxaqueñas

OAXACA.- La organización Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca presentó el informe “Violencia feminicida en Oaxaca” que entregó a la relatora especial de la Organización de las Naciones Unidad (ONU) sobre Violencia contra las Mujeres, Dubravka Šimonović y que contiene un análisis de los casos ocurridos en los años 2018, 2019 y el primer semestre de 2020.

Yésica Sánchez Maya, dirigente de esta organización, detalló que a nivel nacional el “Informe sobre violencia contra las mujeres; incidencia delictiva y llamadas de emergencia al 911 del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP)” establece que los feminicidios continúan aumentando en el país.

Los datos oficiales, precisó, refieren que 893 casos en el país ocurrieron 2018, 944 en 2019 y 946 en 2020, de los cuales 38 de ellos sucedieron en Oaxaca.

Mientras que la Fiscalía General del Estado (FGEO) publicó en su página web, información sobre feminicidio desglosada por edad, mes, región y municipio, en la que asegura haber abierto 27 carpetas por feminicidio en 2018, 28 en 2019 y 38 en 2020; esta información no incluye dato alguno sobre el acceso a la justicia en estos casos.

Sin embargo, la organización advirtió que existen dos versiones de la misma información, con datos ligeramente diferentes y sin explicación acerca de estas diferencias.

Por ejemplo, la información publicada en la página web de la FGEO no coincide con la que proporcionó a través de la Plataforma Nacional de Transparencia, donde informó que en 2018 habían sido iniciadas 13 carpetas de investigación por feminicidio, otras 13 en 2019 y del 9 de enero a julio de 2020, un total de 28, mediante la Plataforma Nacional de Transparencia.

La FGEO informó también que ejecutó por feminicidio cinco órdenes de aprehensión en 2018, dos en 2019 y cuatro de enero a julio de 2020; encontrándose privadas de la libertad por este delito, cuatro personas en 2018, dos en 2019 y tres de enero a julio de 2020. “Estos datos dan cuenta del casi nulo acceso a la justicia en estos casos”, sostuvo.

El informe menciona una reducción en el número de feminicidios durante el periodo de confinamiento que abarca del 21 de marzo de 2020 al 21 de marzo de 2021 a causa de la pandemia del Covid-19, al compararlo con el mismo periodo de los años previos.

Pero advierte del grave incremento de desapariciones de mujeres documentado durante la pandemia, que pasó de 300 y 248 durante los dos años anteriores, a 403 durante el primer año de la pandemia; durante este periodo, en el 63%, 59% y 62% de los casos, respectivamente por año, las víctimas fueron menores de edad.

También advierte que durante el primer año de la pandemia, se observó un incremento del uso de métodos particularmente crueles para ultimar a las mujeres, como el estrangulamiento, la calcinación, el degollamiento y la asfixia, mismos que representan el 10% de los casos durante la pandemia.

“Destaca también que durante los últimos cuatro años, el uso de las armas de fuego para ultimar a las mujeres se ha incrementado de manera constante, siendo utilizado en el 56% de los casos en 2017 y en el 68% en 2020”.

La periodista Soledad Jarquín Edgar agregó durante la presentación del informe que la sociedad civil es la que abre la puerta para ver con ojos diferentes la violencia y la violencia feminicida, mientras que el Gobierno siempre oculta información.

“¿Por qué los gobiernos siguen empeñados en no darnos esa información? ¿Cuál es la razón? ¿Por qué no investiga los casos? ¿Por qué no ha emprendido acciones de prevención? Además de las estrecheses mentales como la del exfiscal de Oaxaca Rubén Vasconcelos Méndez, también debe haber razones políticas y económicas”, cuestionó.

Jarquín Edgar también destacó la impunidad en los casos de feminicidio y la clasificación de los homicidios dolosos de mujeres en el estado como feminicidios en comparación con la media nacional.

El promedio nacional es de alrededor del 25% de los homicidios dolosos de mujeres que son investigados como feminicidios y en Oaxaca es del 10.5%.

En 2018, detalló, 123 mujeres fueron asesinadas pero sólo 13 se clasificaron como feminicidio, en 2019 fueron 135 y sólo se investigan como feminicidio 13 y en el primer semestre de 2020, asesinaron a 69 mujeres y sólo nueve se investigan como feminicidio.

Mientras que la impunidad se refleja en los mismos datos oficiales: sólo se ejecutaron seis órdenes de aprehensión en los casos investigados como feminicidios, dos en 2019 y cuatro en 2020.

“En Oaxaca hay una transversalización del crimen organizado, el incremento en el uso de armas de fuego y la violencia feminicida se sigue concentrado en municipios de la región del Istmo de Tehuantepec y de la región Valles Centrales donde se supone que hay mayor acceso a la información”, aseguró la periodista.

UNIVERSAL OAXACA