Poder y Gobierno

NIÑA Y NIÑO ROBAN UN AK-47 Y SE ENFRENTAN CON POLICÍAS

  • Niños de 14 y 12 años, huyeron, robaron armas y dispararon contra agentes en un tiroteo, dice el sheriff

EEUU.- Una niña de 14 años de Florida estaba en un hospital el miércoles recuperándose de heridas de bala después de que ella y otro niño irrumpieron en una casa y encontraron armas que solían disparar a los agentes, dijeron las autoridades.

Los niños, de 14 y 12 años, se escaparon de una casa de grupo en el condado de Volusia el martes antes de irrumpir en la casa, dijo la oficina del alguacil. El niño de 12 años compareció ante el tribunal el jueves acusado de robo a mano armada e intento de asesinato de agentes del orden, según WESH2, afiliada de NBC .

NBC News no identifica a ninguno de los niños en este caso debido a su edad. La oficina de justicia juvenil del estado no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios de NBC News el jueves.

La Iglesia Metodista Unida de Florida, el hogar que acogió a los niños antes de que huyeran, ha puesto una moratoria en su programa de Cuidado de Refugios de Emergencia durante los próximos 30 días, según el presidente y director ejecutivo Kitwana McTyer.

McTyer dijo en un comunicado que la cantidad de niños que se envían al hogar en busca de vivienda a través del programa está “más allá del alcance de nuestras capacidades para brindar la atención requerida”.

“Esta situación es trágica y es el resultado de que el sistema les está fallando a nuestros niños”, dijo McTyer. “Estos niños necesitan desesperadamente atención en el entorno apropiado, que es un nivel de atención más alto que el que brindamos”.

A última hora de la tarde del martes, alrededor de las 5 pm, los niños fueron reportados como desaparecidos del hogar grupal, según el alguacil del condado de Volusia, Mike Chitwood. El niño de 12 años es diabético y necesitaba su medicación, que no tenía consigo.

Aproximadamente dos horas y media después, dijo, los agentes fueron informados de un allanamiento en una casa y llegaron para encontrar ventanas rotas. Los agentes no entraron pero se comunicaron con el dueño de la casa, quien dijo que no estaba en casa pero que había tres pistolas y 200 cartuchos dentro.

Los niños descubrieron una pistola, una escopeta, lo que se describió como un rifle estilo AK-47 y municiones, que están acusados de usar contra los agentes que rodearon la casa, según Chitwood.

“Nadie viene a trabajar para disparar y matar a nadie. Ciertamente no venimos a trabajar para meternos en tiroteos con niños de 12 y 14 años”, dijo Chitwood en una conferencia de prensa.

Se dispararon disparos desde el interior de la casa en varias ocasiones durante unos 35 minutos, y el joven de 14 años recibió un disparo después de salir de un garaje y apuntar con la escopeta a los agentes, dijo la oficina del alguacil.

Para el miércoles, estaba fuera de cirugía y estable en un hospital, dijo. Nadie más resultó herido en el incidente, dijeron las autoridades.

Los oficiales rodearon la casa y anunciaron su presencia, dijo el alguacil, y alrededor de las 8:30 pm, el tiroteo comenzó desde el interior de la casa hacia los oficiales.

Chitwood elogió las acciones de sus ayudantes y dijo que actuaron con moderación para tratar de aliviar la situación. En un momento, uno arrojó un teléfono celular personal dentro de la casa para tratar de comunicarse con los niños.

“Nada, nada funcionó”, dijo Chitwood.

Partes de la cámara del cuerpo y otro video publicado por la oficina del alguacil el miércoles registraron el sonido de los disparos y mostraron a un oficial cubriéndose detrás de un árbol y diciéndoles a otros que lo apuntaban con un arma larga.

En un momento dado, una transmisión de radio dice: “Hola chicos, manténganse detrás de la tapa dura, no disparemos a estos niños, hombre”.

El video aéreo muestra el tiroteo cuando la niña está cerca del garaje. El video desde el suelo muestra al niño rindiéndose con las manos en alto. Luego, los agentes se acercan a la niña en el suelo y solicitan y prestan ayuda médica.

El Departamento de Cumplimiento de la Ley de Florida investigará el tiroteo, que la oficina del alguacil dijo que era estándar.

El alguacil dijo que “un mínimo” de dos docenas de tiros fueron disparados contra los agentes, pero que la investigación del FDLE arrojaría más luz sobre los detalles exactos.

Ocho agentes dispararon alrededor de 60 rondas durante el incidente, dijo Chitwood. Los ocho están en licencia administrativa pagada, que la oficina del alguacil dijo que también era estándar después de los tiroteos.

Un mensaje enviado por correo electrónico a la organización que dirige el hogar grupal de donde huyeron los niños no fue devuelto de inmediato el miércoles por la noche.

NBC NEWS

error: Content is protected !!