Poder y Gobierno

PVEM CESA A DIRIGENTE ESTATAL POR AMENAZAS CONTRA CANDIDATA

MÉXICO.- El Partido Verde Ecologista de México (PVEM) designó como titular de su partido en Chihuahua a Manuel Barrera Guillen, luego de que cesara a la líder estatal María Ávila Serna por amenazar a la candidata de su partido Brenda Ríos Prieto para que renunciara a la candidatura.

“Manuel Barrera Guillén, delegado del CEN del Partido Verde Ecologista de México, asumió la titularidad del órgano político luego de que el Instituto Nacional Electoral (INE) resolviera la conclusión en la presidencia a cargo de María Ávila Serna.

“A partir del 20 de abril, tomó las riendas de la presidencia estatal del PVEM, tras la resolución que diera el Instituto Nacional Electoral en contra de María Ávila Serna, luego de una serie de recursos interpuestos en su contra ante el organismo electoral”, precisó dicho partido mediante un comunicado.

Por su parte, Barrera Guillén explicó que él asume como dirigente estatal hasta el próximo 6 de junio, cuando ya se hayan realizado las elecciones y se emita la convocatoria para renovar la titularidad del instituto político en Chihuahua.

“Asumo esta responsabilidad con gran entereza y sintiéndome distinguido por coordinar los esfuerzos del Partido Verde en Chihuahua, que aún sin tener los recursos de los grandes órganos políticos, se hace un trabajo digno de reconocer”, dijo el nuevo líder.

Barrera Guillén es licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de San Luis (UASL), fungió como diputado local y secretario de Acción Electoral del PVEM, así como líder de su partido en San Luis Potosí, entre otros cargos públicos, hasta que se integró a Chihuahua para coordinar las acciones de las distintas candidaturas.

Cabe destacar que el pasado 1 de abril, la candidata del Verde al gobierno del estado, Brenda Ríos Prieto, denunció penalmente a la dirigente estatal de su partido, María Ávila Serna, así como a su esposo, el diputado Alejandro Gloria González, por amenazas, ya que pretendieron presionarla para que abandonara la candidatura.

“Todos los chihuahuenses deberíamos alarmarnos ante esto: la amenaza como acto intimidatorio no tiene cabida en el país por el que luchamos. Desde luego me preocupa la integridad de mi familia y la mía. No estoy dispuesta a esperar a que los hechos adquieran otra dimensión”, apuntó.

Tras lo anterior, reveló que ha recibido informes de que la entonces lideresa buscaba tender una alianza con el PAN para apoyar a su candidata a la gubernatura, María Eugenia Campos Galván, con la cual, precisamente, ha sido vinculada a proceso al beneficiarse con la ‘nómina secreta’ del ex gobernador César Duarte Jáquez.

“Quien tenga pendientes con la justicia que los aclare, y a los militantes y simpatizantes de este gran partido, les reitero mi compromiso de encabezar un proyecto transparente e incluyente, pero sobretodo, que tenga visión de un futuro mejor para Chihuahua”, agregó tras sostener un encuentro con mujeres empresarias y comerciantes de autos usados.

En ambos encuentros, les agradeció por el recibimiento dado y la confianza en el proyecto que encabeza. Dijo que al lado de los candidatos del Partido Verde, implementarán el cambio verdadero que Chihuahua necesita.

MILENIO